Efectos del Neuroentrenamiento en la efectividad motora en el fútbol (El cerebro de Neymar)

8 septiembre 2020

Efectos del Neuroentrenamiento en la efectividad motora en el fútbol (El cerebro de Neymar)

Este artículo está destinado a fomentar el conocimiento y la concienciación de la posibilidad de mejorar el rendimiento motor efectivo gracias al neuroentrenamiento.

El camino motor y sensitivo

El sistema nervioso humano, compuesto por el encéfalo y la médula espinal por un lado y el sistema nervioso periférico por otro, bajan a la tierra cuando se trata de mejorar las habilidades de los deportistas. Nunca antes se había estudiado y aplicado tanto el conocimiento de nosotros mismos, de nuestra naturaleza, nuestra biología, nuestra psicología y por supuesto nuestra neurología. Cuando a un deportista se le mencionan estos términos, llega a asustarse, o bien lo deja de lado pensando que no va con él, pero el que lo comprende o intenta comprender…ese es el deportista de alto rendimiento real. Porque entrenar con los mejores métodos, más avanzadas tecnologías, y mejores entrenadores, puede no ser suficiente para un ALTO RENDIMIENTO.

La neurociencia, permite a los entrenadores disponer de unas habilidades superiores, complementarias a las que actualmente ostentan. Entrando de lleno en los caminos neuronales sensitivos y motrices, cabe recordar que el sistema nervioso se compone de diferentes partes por las que el movimiento se trasmite en forma de potenciales de acción excitadores de las neuronas y sus partes. Nuestro cerebro, contiene las copias engramáticas donde está grabado un programa motor, es decir el movimiento en sí mismo, y gracias a una compleja red que pasa por la corteza premotora y por el Área motora suplementaria, llegamos a la corteza motora primaria que ya envía la información del movimiento a realizar a los órganos efectores. Una vez que la señal que contiene codificado el movimiento a realizar se desliza entre las neuronas que forman la médula espinal, y pasa al sistema nervioso periférico, actuando sobre las neuronas motoras que realizan su acción sobre la musculatura, y así se puede dar por concluida la fase eferente de la orden. Sin embargo recordemos que esta señal eferente de acción, no es discreta, sino que se compondrá de un continuo estímulo-respuesta, tal que la parte sensitiva de la zona en movimiento, informará por el canal inverso al mencionado, de la posición y cualquier dato sensitivo.

Esta información, se evalúa en el Cerebelo, de forma que se compara la posición teórica de la acción y la posición real, para ver las diferencias y realizar un ajuste fino del movimiento en la siguiente micro orden. Hay que entender, que la primera orden procedente del engrama motriz, puede no ser la correcta para ese momento y posición, pues se trata de memorizaciones pasadas, y en el momento exacto presente, las condiciones no serían las mismas con seguridad. Es por ello, que la interacción en el cerebelo de los dos sistemas, sensitivo y motor, permite ajustar dichos movimientos y acciones.

Plasticidad para mejorar la efectividad Pero ¿cuál es el motivo por el que la velocidad motriz puede ser mayor o menor? No se trata solo del acceso rápido a la memoria, ni del entrenamiento sensorial, propioceptivo o motor, sino de la plasticidad que se pueda conseguir. La plasticidad es una propiedad del sistema nervioso por la que, a medida que ganamos en experiencias y nuevas conductas, algunas conexiones sinápticas se fortalecen, mientras que las que no se usan son eliminadas. Este proceso se conoce como la poda sináptica o neuronal. Las neuronas que utilizamos con mayor frecuencia desarrollan conexiones más fuertes y las que nunca o rara vez se utilizan eventualmente mueren, llegando a eliminar el 50% de las neuronas y sinapsis que estaban presentes a los 2 años de edad. Los primeros años de vida son de rápido crecimiento para la estructura cerebral. Al nacer, cada neurona de la corteza tiene unas 2.500 sinapsis. Con tres años, este número aumenta a 10.000 sinapsis por neurona. Un adulto, en cambio, tiene la mitad. Los nuevos conocimientos, los entrenamientos, las experiencias y los estímulos favorecen que las interconexiones neuronales sean más fuertes. Un taxista en una gran ciudad tendrá más en el área de la navegación espacial y un futbolista la tendrá en las zonas relacionadas con las actividades visuales y motoras. Pero volvamos a la pregunta, ¿Cómo nos afecta a nuestra efectividad motriz?, lo que queremos es desenvolvernos con mayor soltura, rapidez, explosividad, reclutar el mayor número y mejores fibras musculares en el menor intervalo de tiempo, sin riesgo de lesión. Para ello, tenemos que volver atrás en el proceso motor, y llegar hasta la corteza pre-motora y área motora suplementaria (ver curso NEUROCIENCIA PARA LA MEJORA DEL RENDIMIENTO DEPORTIVO), y a la corteza motora, donde va a suceder el milagro, que no es más que biología humana en su máxima expresión. Ahí es donde nos encontramos la clave para reclutar un conjunto de cientos o miles de neuronas, que permitan realizar el movimiento.

El deportista habitualmente pensará que a mayor número de neuronas y áreas involucradas, mejor es su efectividad, pero ESTO NO ES ASÍ, dado que la neurobiología humana y en particular su cerebro está creado durante cientos de miles de años para ser eficiente. La palabra clave al estudiar el neuroentrenamiento del deportista es eficiencia. Realizar el mejor y más preciso trabajo con los menores recursos. Se intenta por todos los medios que los trabajos sean automáticos y consuman poca energía. Expliquemos este tema mejor. En los deportistas no entrenados, el reclutamiento de neuronas de la corteza motora en sus diferentes partes que la componen, es ALTO, dado que necesita muchos recursos para dictar lo que el resto del sistema nervioso debe hacer. Este efecto, con el entrenamiento se reduce en cuantía de dedicación, y por tanto, menor número de neuronas son necesarias para la misma labor. ¿Qué nos permite este hecho? Nos permite liberar recursos cerebrales para otras labores simultáneas, así como bajar el consumo de energía consumido. Veámoslo con un ejemplo. Si un futbolista debe centrar su atención en varias componentes del juego, tal como recepción de un balón, observar el posicionamiento de sus compañeros y rivales, y toma decisional de trayectoria futura del esférico, necesitará dos componentes funcionales aplicadas:

 Automatismos

 Libertad cognitiva (pensamiento y toma de decisión)

Para ello, la repetición y práctica habitual de los movimientos harán que la parte motora reclutada para la toma de decisión sea pequeña, con lo que se libera redes neuronales para preparar siguientes movimientos (recordemos en este punto que las redes neuronales para movimiento motor y para toma de decisiones son diferentes, y por tanto tienen cierta actuación en paralelo). Asimismo, el automatismo que provoca la práctica, permite dar más libertad a otras acciones (contemplemos el automatismo de parar un balón y al tiempo ejecutar atención periférica situacional)

Dicho así, pueden parecer teoricismos, por lo que nos situamos en la siguiente figura, donde Pascual Leone, Neurólogo, hizo una experiencia con sujetos y movimientos de mano. Cada figura representa, mediante técnicas de imagen electrónica, la cantidad de neuronas utilizadas para ese mismo movimiento. En la parte alta izquierda, está la medición de un lunes antes de entrenar, y debajo de ella después del entrenamiento de ese movimiento. Obviamente, tras el entrenamiento, se ha creado una red mayor de neuronas reclutadas para ejecutarlo, pues se está en los comienzos, todo cuesta más al comienzo. Pero el efecto interesante, es que según pasan las semanas, la cantidad de neuronas en red reclutadas para realizar el mismo movimiento y de forma más diestra por el aprendizaje, es MENOR. Eso significa que el cerebro en su parte motora en este caso, está aprendiendo a ser eficiente por medio de la neuroplasticidad. Esta eficiencia, le provoca liberar recursos y automatizar movimientos.

Figura. Experimento realizado por Pascual Leone. Fuente: Seminario de Dr: Lucas Mamud Meroni

 

¿Es Neymar un superfutbolista?

Si en un artículo generalista de este tipo, nos quedamos con la teoría arriba expresada, tendríamos un problema, pues no aterrizar los conceptos nos llevan a una menor comprensión. Por ello, vamos a aludir a un estudio científico realizado a Neymar da Silva Santos Júnior (futbolista brasileño) que demuestra lo expresado anteriormente. En agosto de 2014, se publicó un estudio realizado en colaboración por centros de Japón y España (pruebas realizadas con resonancia magnética), con el objeto de ver los recursos que dicho futbolista requería en comparación con otros deportistas, para una misma acción del pie. Se demuestra con este estudio (ver bibliografía), que la práctica motora induce cambios neuroplásticos en el cerebro que proveen eficiencia en el sistema motor humano. Se compararon los movimientos de Neymar, dos futbolistas profesionales, uno amateur, y dos nadadores profesionales. Es obvio que los futbolistas, en comparación con los nadadores, realizan tareas más precisas y en más cuantía en cuanto al movimiento del pie, por lo que los resultados, era de esperar favorables a los futbolistas. Los resultados, demostraron la baja superficie motora cerebral utilizada por los futbolistas frente a los nadadores para el movimiento del pie, corroborando otros estudios que ya se han realizado en pianistas.

El intenso uso del pie manipulando balones causa cambios en la representación motora, consolidando estos ejercicios y por tanto mejorando su rapidez. En el estudio se han extraído conclusiones científicas a favor de los futbolistas y el caso de Neymar está claramente por encima de todos, como se puede observar en la figura. Extrayendo conclusiones, y con los resultados en la mano, así como con entrevistas con los futbolistas, se estima que los años de entrenamiento han tenido una especial repercusión en NEYMAR, dado que, si bien el entrenamiento tradicional no es diferente, él ha estado con más de 50 diferentes tipos de balones (en tamaño y material) entrenando, desde las playas de Brasil hasta su jardín casero. Esa diferencia, no cuantificada, pero siendo un hecho, es una de las conclusiones de porqué este jugador requiere menos cantidad de masa neuronal para el mismo movimiento. Consigue más reproducibilidad y menor esfuerzo energético. Este control motor le permite a Neymar focalizar sus esfuerzos cerebrales en aspectos durante el juego como la anticipación, predicción o detección de acciones de sus oponentes. ¿Son estos resultados concluyentes sobre la supremacía de jugadores como Neymar, Ronaldo o Messi? No se puede afirmar, pero de los estudios y la percepción de expertos, si se puede confirmar que uno de los factores es claramente su desarrollo cerebral. Al fin y al cabo, el entrenamiento tanto físico como mental, hace que nuestro corteza motora tenga mayor control sobre el cuerpo.

Efectos y ventajas del Neuroentrenamiento Si los científicos y expertos en entrenamiento deportivo de alto nivel, son capaces de identificar los puntos de mejora en el rendimiento deportivo, porque no aplicarlos en el campo mediante neuroentrenamiento. Actualmente los clubs, entrenadores y staff utilizan los medios y conocimientos en torno a la nutrición, fisioterapia, entrenamiento físico y técnico incluso psicológico. La pregunta es cuándo se incorporará la neurociencia deportiva (no confundir con la psicología deportiva o el coaching por favor) para mejorar las aptitudes como jugadores y como personas.

Entrenar la capacidad del sistema nervioso, de una forma metodológica y recurrente, será en breve la diferencia entre un buen jugador y un jugador fuera de serie, cada vez más jóvenes están mentalmente capacitados para comprender las bases de su mente mediante la psicología deportiva y coaching, y están preparados para dar el siguiente paso al neuroentrenamiento. Atreveos… .

Luis Rodríguez García

NEUROENTRENADOR y COACH DEPORTIVO

www.desarrollatumente.com Tlf: +34 620 51 20 21

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCQP2-UGNmPwlOMK-mcjnikg/videos?view_as=subscriber

Bibliografía recomendada:

• Eiichi Naito and Satoshi Hirose: Frontiers in Humans Neuroscience, Agosto 2014: Efficient foot motor control by Neymar’s brain •

Propiocepción en el Fútbol: https://www.youtube.com/watch?v=mV0SJTuN__A https://desarrollatu.com/1prueba-de-post/

Este formulario se encuentra actualmente en mantenimiento. Por favor, inténtalo de nuevo más tarde.